Fe y VidaVLOGS

¡Quiero abortar!

Te cuento el drama de una mujer a punto de abortar a su bebé. Ella sentía que lo que llevaba en su vientre era una gran carga, ahora lo considera una bendición de Dios. Solemos muchas veces pensar que los problemas o las situaciones difíciles que se nos presentan en el camino como “piedras” deben ser eliminadas. Estas pueden ser muchas y diferentes, hoy en este vlog ponemos como ejemplo el aborto y nos referimos a unas recientes palabras de nuestro Papa Francisco:

“No es progresista pretender resolver los problemas eliminado una vida humana”, pues esta es la forma de actuar “de los mafiosos: hay un problema eliminémoslo” .

Debemos hablar por su nombre a las cosas y el aborto no es otra cosa que el asesinato de un inocente. Debemos darnos cuenta que al abortar, no sólo se lastima y mata al niño, sino que en la mujer que lo practica quedan heridas psicológicas y espirituales muy grandes. No permitas que los problemas te nublen la esperanza, acércate a Dios y deja que sea Él quien guíe tu vida.

Debemos a prender a educar a nuestros jóvenes en la castidad, para que vivan su sexualidad siempre dentro del plan de Dios. En la Encíclica Humanae Vitae del Papa Pablo VI nos dice los siguiente:

“Se afirma con frecuencia que la anticoncepción, segura y asequible a todos, es el remedio más eficaz contra el aborto. Se acusa además a la Iglesia Católica de favorecer de hecho el aborto al continuar obstinadamente enseñando la ilicitud moral de la anticoncepción. La objeción, mirándolo bien, se revela en realidad falaz. En efecto, puede ser que muchos recurran a los anticonceptivos incluso para evitar después la tentación del aborto. Pero los contravalores inherentes a la ´mentalidad anticonceptiva´ -bien diversa del ejercicio responsable de la paternidad y maternidad, respetando el significado pleno del acto conyugal son tales que hacen precisamente más fuerte esa tentación, ante la eventual concepción de una vida no deseada. De hecho la cultura abortista está particularmente desarrollada justo en los ambientes que rechazan la enseñanza de la Iglesia sobre la anticoncepción”

Pero no queremos hablar únicamente del aborto, sino de todas las circunstancias contradictorias en nuestra vida. Situaciones ante las cuales perdemos la esperanza y que van nublando nuestra vista impidiéndonos ver con una perspectiva distintahaciéndonos creer que estas nos aplastan y que no hay salida.

Por ello hoy te comparto unos muy buenos consejos para mantener siempre en pie nuestra esperanza, esperanza fundada en el amor y la confianza en Dios. La esperanza debe siempre alimentarnos en nuestra vida espiritual, ya que cuando dejamos que los problemas nos ahoguen estaremos poniendo nuestra fe y nuestra confianza en las cosas humanas y no en Dios. Recordemos que los problemas nunca van a dejar de estar presentes, tampoco el amor de Dios nos abandona y siempre nos fortalece para poder encontrar la luz y las respuestas a nuestros problemas.

Show More
Close