BibliaGOVLOGS

¿Qué está guiando tu vida?

¿Tú sabes qué tienen en común un automóvil, un balón y un enamorado? Pues que a los tres los está guiando algo. Todos siempre somos guiados o conducidos por algo. Quizás lo que guía nuestra vida en estos momentos sea un problema, una decepción amorosa, una culpa, un mal recuerdo o un temor constante. Queremos darte cuatro cosas que probablemente pueden estar guiando tu vida.

  • A muchos los guía el miedo y el temor.

El temor puede ser el resultado de muchas experiencias traumáticas que llevas en el corazón, o el miedo por lo que has vivido, o bien, por haber sido criado en un ambiente rígido y hostil. ¡Ten cuidado! Porque el miedo y el temor son como una cárcel que tú mismo te pones en el corazón y te impide ser lo que Dios quiere que seas: feliz y santo. Ánimo, Dios es experto en dar borrón y cuenta nueva a la gente. Contra el temor y el miedo, la fe. La Palabra de Dios dice: 1Jn 4, 18. “La persona que ama no tiene miedo, donde hay amor hay temor, al contrario, el verdadero amor quita el miedo. Si alguien tiene miedo de que Dios lo castigue es porque no ha aprendido a amar”.

  • A muchos los guía la culpa y el resentimiento.

Se pasan toda la vida huyendo de sus errores y los ocultan por vergüenza. Además, permiten que su presente y su futuro sean controlados por las heridas del pasado. Cuando no sanamos nuestras heridas, el resentimiento se va albergando en nuestro corazón. Y Ten mucho cuidado, porque el resentimiento te daña más a ti, que a la persona que te hizo el daño. Por lo tanto, para que puedas vencer el resentimiento, te propongo perdonar de corazón como lo dice el Salmo 32: “Feliz el hombre a quien sus culpas y pecados le han sido perdonados por completo”.

  • A otros tantos los guía la necesidad de ser aceptados por los demás.

Esto nos lleva a que pongamos máscaras y caretas en nuestra vida, ya que siempre estamos a la expectativa de que los papás, los amigos, los compañeros y jefes nos estén aceptando… esto nos lleva a la frustración. Desconozco todas las claves del éxito, lo que sí sé es que el tratar de agradar siempre a todos nos lleva al fracaso. Sé auténtico, no trates de siempre agradar a los demás… ámate, valórate y vive lo que tú eres.

  • A muchos otros los guía el materialismo.

El deseo de adquirir, adquirir y adquirir se convierte en la meta principal en sus vidas. Muchos piensan que entre más tienes, más importante eres, y eso no es cierto, porque tu valor no se encuentra en el dinero ni en las cosas materiales, tu valor radica en que eres hijo de Dios. Como dice Mt 6, 19 ss: “No acumulen ustedes tesoros en la tierra, donde la polilla y el moho los destruyen, donde los ladrones perforan las paredes y se los roban. Más bien acumulen tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho los destruyen, ni hay ladrones que perforen las paredes y se los roben; porque donde está tu tesoro, ahí también está tu corazón”.

Show More
Close