BLOGSVida con sentido

¿Cómo podemos aprovechar el tiempo que tenemos?

Dicen que el “tiempo vale oro” y es muy cierto, ya que todos contamos con 24 horas al día para hacer diversas actividades, tiempo que no se podrá recuperar ni alterar una vez terminada la jornada. Al final, lo que hicimos y lo que dejamos, de hacer formarán parte del ayer.

La diferencia del aprovechamiento de este tiempo diario es el modo en que cada quien lo administra. Habrá quién le saca el mejor provecho posible y logra cumplir con todo lo que se propuso; asimismo, habrá quienes les hace falta más tiempo para cumplir por lo menos con lo más importante y salir bien librados. El error que cometemos, muchas veces, es que hacemos primero las cosas que menos trabajo nos cuestan, dejando a un lado las que debemos darles mayor prioridad, ya que nos resultan incómodas y no tan agradables.

Que logremos aprovechar el tiempo que tenemos será la diferencia entre ser una persona que alcanzó el éxito y ser alguien que nunca llegó a ningún lado. Esto será posible sólo si empezamos a planificar nuestras actividades diarias y perseveramos en ellas.

Por eso, hoy te comparto estos simples consejos que te ayudarán a que puedas aprovechar mejor tu tiempo:

1.- Establece prioridades: Comienza por reconocer todas tus actividades diarias y evalúa cuánto tiempo le dedicas a cada una. Elimina aquellas que no te dejan más que distracción y te quitan momentos que puedes aprovechar productivamente. Al día, tenemos muchas ocupaciones y pendientes con los que debemos cumplir, pero siempre hay algunas que serán más importante que otras. Sé sincero contigo mismo y dale a cada actividad su lugar de acuerdo a lo que es más importante para ti.

2.- No pospongas lo que tienes que hacer: Muchas veces por flojera o porque no sabemos por dónde empezar dejamos para después aquellas actividades que parecen ser grandes y complicadas provocando que al final sea tarde y no logremos cumplir con lo verdaderamente importante. Estructura tus actividades en otras más pequeñas y planifica a detalle el tiempo que le dedicaras. El secreto es comenzar por alguna parte del trabajo, pero comenzar de una vez por todas. Al final veras que te sentirás con energía y más confianza.

3.- Aprende a decir no: Por querer agradar a los demás nos cuesta mucho trabajo poder decir que no a compromisos que en ocasiones nos alteran los nuestros. Tratar de complacer a los demás es asegurar un daño irreversible para ti. Si logras priorizar tus actividades y te mantienes en ellos, los demás aprenderán a respetarlo y no insistirán. Puedes empezar por negarte a cosas insignificantes y así hasta llegar a otras más importantes. Aprende a decir no de buena manera e incluso si te es posible puedes ofrecer alternativas de otros días y momentos. Las alternativas te salvarán de los conflictos y malentendidos para que así los demás entiendan que respetas tus prioridades.

Fuimos creados para vivir en plenitud. Dios nos dotó de muchas capacidades y talentos para explotarlos al máximo, pero debemos usarlos adecuadamente en nuestro beneficio y el de los demás. Pidámosle que nos dé la sabiduría y el valor para permanecer fieles y cumplir con nuestros proyectos y metas. Tenemos 24 horas, usemoslas sabiamente.

 

 

 

Show More
Close