ReflexionesValores y VirtudesVida con sentido

No te olvides de lo que de verdad importa

Una pobre mujer que divagaba por el pueblo, cargaba con su pequeño hijo en brazos, buscando algo que comer. Sin tener éxito, se dirigió al bosque para buscar algo de refugio y descansar. Ya dentro del monte, se encontró por una pequeña caverna que se hallaba escondida entre los arbustos. A su paso, escuchó una voz que le susurraba diciendo: “Ven, entra, toma todo lo que necesites y desees, pero advertencia; no te olvides de lo que de verdad importa, una vez dentro, tendrás sólo algunos minutos para salir de aquí”.

La curiosidad inundó a aquella mujer quien presurosa accedió y entró. Cuál fue su sorpresa al descubrir la inmensidad de riquezas y bienes de todo tipo que esperaban allí adentro.  Encantada por todo lo que veían sus ojos, dejó a su bebé arriba de una roca y comenzó a juntar entre sus pobres ropas todo lo que pudo. A los minutos, aquella voz, dijo: “Date prisa, queda poco tiempo, recuerda no te olvides de lo que en verdad importa” Aquella mujer solo estaba concentrada en juntar y juntar cada vez, e ignoró aquella advertencia.

Una vez que el tiempo transcurrió, la mujer comenzó a sacar de la caverna todo lo que había podido juntar, entre oro, joyas y muchos otros bienes. Cuando de pronto, ya una vez afuera, la caverna se cerró para siempre. En un principio aquella mujer no podía creer todo lo que había podido juntar y lloraba de alegría. Pero luego, descubrió que algo le faltaba, como si hubiera olvidado algo. ¡Mi hijo, mi hijo se ha quedado dentro, por favor ábreme! Gritaba desesperada aquella mujer mientras golpeaba la roca que tapaba aquella caverna. Pero era, tarde, la puerta se había cerrado para siempre.

La vida de esta pobre mujer, se había vuelto desgraciada. Lo tenía todo, pero le faltaba lo más importante. La riqueza le duró poco y la desesperación toda su vida.

Ahora habría que preguntarnos, ¿Cuántas veces nos hemos olvidado de lo principal, de lo que en verdad importa en nuestra vida? Muchas veces llegamos a pensar que nos queda todo el tiempo del mundo para hacer tantas cosas. Planes, proyectos y anhelos que nos llenan la cabeza, pero nos hacen olvidarnos de los demás.

¿Qué es lo que tiene más valor en tu vida? ¿El dinero, tus posesiones, el éxito, el reconocimiento y el poder? ¡No, lo principal debe ser tu familia, tus hijos, tu esposa, tus amigos, tu salud, la vida, tu fe etc. No permitas que los placeres de este mundo te hagan perder la cabeza y perderlo todo.

Porque el tiempo sigue caminando y no se detiene. ¡Busca ser feliz, pero recuerda… No te olvides de lo que más importa!

 

Show More
Close