BLOGSFamiliaMatrimonioReflexiones

Mi matrimonio está en un desierto ¿Cómo salir de ahí?

Uno de los ecosistemas más complicados para la vida de un ser humano que tenemos en nuestro planeta es el desierto, donde la vida de los hombres es complicada, tanto por sus circunstancias climatológicas, como por las diversas dificultades que esto provoca.

Muchos matrimonios establecen su relación en un desierto, el cual dificulta el florecimiento del amor y el entendimiento, llevando la relación a momentos complicados, donde no se encuentra con facilidad la salida de estos. Hoy te queremos compartir varios tips para que tu matrimonio salga de esa situación desértica.

Cúbranse con el manto amoroso de María

En el desierto, los fuertes rayos del sol complican mucho la vida, ya que molestan y lastiman cuando nos exponemos mucho a ellos. En el caso del matrimonio, existen varios factores que, al igual que los rayos del sol, molestan y lastiman; por eso, como pareja pidan en la oración a la Virgen María que se haga presente en su relación, cubriéndolos con su manto de esos factores que lastiman a su relación.

Sacien su sed con Jesús Eucaristía 

La vida en el desierto no sería posible sin estar hidratados, así que el agua tiene un papel esencial en la sobrevivencia del ser humano en ese ecosistema, sin este vital líquido no podríamos sobrevivir. En el matrimonio también necesitamos estar hidratados espiritualmente para que la relación esté llena de Dios y de su amor, siendo indispensable la hidratación personal acercándonos a Jesús Eucaristía.

No dejemos que nos deshidratemos espiritualmente como personas ni como pareja, ya que las consecuencias de esto repercuten de manera individual y en consecuencia en nuestra relación. Corre a hidratarte espiritualmente con Jesús Eucaristía, ya que si se acercan a Él en pareja, su matrimonio no estará en un desierto.

Busca un oasis

Los nómadas en los desiertos buscan un oasis para poder sobrevivir, donde encuentran alimento y agua para poder seguir adelante. En el matrimonio es importante que la pareja encuentre siempre un oasis espiritual, donde puedan encontrarse uno a uno de manera espiritual, nutrirse como persona y como pareja, estos oasis muchas veces están en la Iglesia que, como madre amorosa, siempre abre los brazos para recibirnos.

Los oasis espirituales en el matrimonio pueden ser los grupos de estudio parroquial o las reuniones de matrimonios, los cuales buscan el crecimiento personal y de pareja. Otro oasis que un matrimonio puede tener es la oración en conjunto, ya que en la oración en conjunto se enriquecerán como pareja y como individuos, teniendo presente siempre a Dios.

Los desiertos en los matrimonios no son eternos, ni son símbolo del fin de una relación, son momentáneos y sólo juntos podrán salir de esas circunstancias difíciles, las cuales no hacen crecer la relación. Recuerda que, para salir de este desierto, sólo podrán hacerlo de la mano de Dios, pídanle su apoyo y no se suelten de la mano, pronto saldrán de ese desierto y estarán disfrutando de su amor como pareja y del amor de Dios a ustedes.

Show More
Close