DIOSFe y VidaFormación de mi feIglesia

¿Es válido confesarse durante la Misa?

Todos hemos participado en la Santa Misa y hemos visto las largas filas de penitentes camino al confesionario, incluso en ocasiones nosotros mismos hemos estado en espera del sacramento de la confesión dentro de la Misa.

La cuestión sobre la validez de uno u otro sacramento está por demás abordarla, pues son válidos los dos sacramentos que se efectúan con diversos ministros y con diversos sujetos. No habría un punto en el cual la validez estuviera en juego; pero lo que deberíamos plantearnos sería ¿Es aconsejable?

En la opinión de la Iglesia, podemos decir que se divide ya que algunos basando su respuesta en el gran amor a la Eucaristía dicen que no se deberían distraer los fieles que participan del santo Sacrificio, por acercarse al perdón sacramental. Otros movidos por la realidad pastoral, en la que con certeza afirman debido a la falta de sacerdotes que atiendan sacramentalmente a los feligreses en otros momentos es pastoralmente recomendable.

Aunque no resolveremos esta cuestión por que como dice el dicho popular “Cada cura y su misa”, pero sí podemos al menos explicar la recomendación doctrinal por parte de la Iglesia, según la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos, la cual en octubre de 2001 nos ofreció una respuesta oficial en el boletín Notitiae (37 (2001) 259-260).

La respuesta se daba en comentario a lo que la instrucción Eucharisticum mysterium (25 de mayo de 1967) en donde se recomienda que los fieles frecuenten el sacramento de la Reconciliación fuera de la celebración de la Misa, para garantizar una participación efectiva.

Pero estas normas y recomendaciones no prohíben a que los sacerdotes, cuando no estén celebrando la Eucaristía, puedan ofrecer a los fieles congregados, ya que, por mandato en el Código de Derecho Canónico, se les indica a los sacerdotes como una obligación que deben de tener a favor del bien pastoral y más en estos tiempos en que el sacramento de la penitencia está siendo despreciado por los fieles, fruto de la falta de conciencia de pecado.

Aun cuando se podría excusar la escucha de los penitentes dentro de la celebración eucarística por el punto a que se distraigan y no participen de un modo activo dentro de la Eucaristía; debemos ver que si participan de la confesión sacramental mayor plenitud de la gracia sacramental recibirán.

Lo que podríamos aconsejar es que los fieles que puedan acercarse en otro momento de la semana para participar de la reconciliación sacramental, podrán tener una confesión más consciente, preparada y sin las prisas, pues las filas de penitentes son menores

Pero si se acercarán en domingo o en algún día de precepto, los fieles están cumpliendo con su asistencia, guardando el mandamiento. No podemos ser tan escrupulosos, caeríamos en una actitud farisea observando la ley por la ley.

Nunca caigamos en la pereza para acercarnos al sacramento de la reconciliación, no hay mejor regalo que el perdón de Dios.

Show More
Close