DIOSFORMACIÓNFormación de mi feIdeología de GéneroSABER +

¿Dios, a favor del Patriarcado o del Matriarcado?

Dios es hombre o mujer

Sin querer hacer una ideología de género católica en donde el sujeto de dicha composición teológica sea el mismo Dios, es bueno que aportemos la doctrina católica frente a este postulado que se ha puesto en diversos momentos de la historia y que debe ser clarificado para que no se caiga en una herejía sólo por el hecho de tener una sana convivencia entre la sociedad actual y sus multiformes ideologías.

Hace algunas décadas, Juan Pablo I proponía la reflexión teológica de Dios como madre, pero no solo por su iniciativa para que se propusiera como una novedad teológica, sino que, basándose en los textos de la Sagrada Escritura, principalmente en el profeta Isaías, en varias ocasiones se menciona atendiendo con solicitud al pueblo a Dios en referencia a una madre: “Como alguien a quien su madre consuela, así Yo los consolaré” (Is 66,13) y en otra parte dice: “Es que puede una mujer olvidarse de su niño de pecho, no compadecerse del fruto de sus entrañas” (Is 49,15).

Con estas bases escriturísticas, cualquiera que sacara de su contexto estos pasajes de la Sagrada Escritura pudiera suponer la ambivalencia de Dios, como si él fuera hombre y mujer según la conveniencia del momento. Y sin duda que no podríamos objetarle nada coherente pues se fundamenta en las mismas letras. Pero lo que sí podríamos refutar es su limitada manera de reflexionar pues no ha entendido quién es Dios.

Dios es un espíritu puro, tal como lo menciona el Catecismo de la Iglesia católica, y como tal, su esencia no está limitada a un sexo determinado que le pueda definir, ni tampoco en él se manifiesta un doble rol sexual ¡Recuerden que hemos dicho que Dios no tiene sexo!

El hombre es imagen de Dios, claro y por eso se encarnó para que el Verbo fuera el arquetipo del hombre y si abrimos más el panorama nuestra visión podrá descubrir la intención del autor sagrado al poder relatar la creación del hombre por parte de Dios, quien le imprime no el ser físico solamente, sino todo lo constitutivo del género humano.

Dios a lo largo de la historia revelada se manifiesta como Padre, es una paternidad que la ejerce primero sobre Israel y después una vez llegado el Hijo dándonos la filiación divina sobre todo el mundo.

Pero también como al inicio lo mencionamos en partes de la Escritura el autor sagrado para imprimir sentimientos de ternura, refiere a Dios las actitudes femeninas propias de una madre.

En estos dos modos podemos leer la responsabilidad por parte de Dios de ser guía y consuelo del pueblo, y lejos de sentimentalismos vemos reflejada en él, el modelo para ejercer una paternidad y maternidad responsable, que eleve la dignidad de los hombres y mujeres para alcanzar a llegar a ser santos como él es Santo.

No contaminemos nuestra teología con mentiras de ideología de género, Dios no está para ser parte entre las guerras del patriarcado y el matriarcado, no lo hagamos parte de la batalla.

Show More
Close