BLOGSVida con sentido

¿Cuántas piedras cargas en tu espalda?

Hoy en día muchas personas sienten que ya no pueden seguir adelante en la vida, por la carga de todas las piedras que llevan en la espalda. Dichas piedras son los problemas que enfrentamos día a día, sin que podamos solucionarlos o porque no hemos aprendido a soltarlos. Otras piedras, igual de pesadas, son los problemas ajenos, los cuales muchas veces los cargamos en nuestra espalda sin ningún sentido.

Estas piedras son de diferentes formas y tamaños, pueden ser grandes, las cuales nos lastiman al cargarlas, o también las hay pequeñas, que incomodan al caminar. Muchas piedras pueden ser situaciones o emociones que no podemos superar y dejar atrás, estas piedras nosotros mismos las agarramos y nos las echamos en la espalda. Llevamos también otras piedras que no deberíamos de cargar, ya que son problemas de otros, y aunque queremos ayudar a los demás, nos adueñamos del problema y lo cargamos inútilmente.

A continuación te damos 3 tips para dejar de cargar esas piedras que no te dejan caminar:

  1. SI TUS PROBLEMAS TIENEN SOLUCIÓN, OCÚPATE

Muchas piedras que cargamos nos dan la sensación de que pesan mucho y no las podemos soltar. Pero cuando vemos las cosas con tranquilidad y fríamente, podemos analizar el problema y entonces podemos ver cómo solucionar el problema y nos damos cuenta que esa piedra pesada es un simple terrón de tierra. Lo que debemos de hacer es mojar ese terrón y lo destruiremos.

  1. SI TUS PROBLEMAS NO TIENEN SOLUCIÓN POSIBLE, CONFÍA

Hay problemas que oscurecen nuestra vida y difícilmente podemos ver la luz y por más que queremos encontrar una solución, no lo podemos encontrar; estas piedras son extremadamente pesadas y son muy difíciles de dejar atrás.Para poder soltarlas necesitarás un pico llamado fe y el apoyo de Jesús, para que juntos puedan derribar esa piedra de tu espalda. Por supuesto que este proceso dolerá, pero María, como verdadera Madre, estará a tu lado apoyándote y dando valor.

  1. NO ERES SUPERHÉROE, PIDE INTERCESIÓN

Muchas veces las piedras que cargamos  no nos pertenecen y es que nos da el síndrome del Superhéroe, queriendo solucionarle los problemas a los demás, cargando sus problemas día a día, lastimándonos y no dejándonos avanzar de la mejor manera. Ojo, no te estamos diciendo que es malo ayudar, lo malo es cargar el problema del otro y sentirte responsable de él.

Para lograr dejar de cargar este tipo de piedras, lo mejor es poner los problemas de las personas que queremos y que vemos sufrir, en manos del único y verdadero superhéroe, Dios; Él, como un padre amoroso, estará al pendiente de sus hijos más necesitados de su amor.

Decide hoy ser libre y caminar ligero, teniendo siempre en mente y llevándolo a la práctica, que para poder caminar así, necesitas de alguien más grande que tus problemas, y ese es Dios. No olvides que Él te ayudará a cargar tus piedras, pero principalmente te liberará siempre de cualquier peso, sólo tienes que hacerlo presente en tu vida y confiar en Él.

Show More
Close