BibliaGOVLOGS

¿Cuál es el secreto para vivir feliz?

Biblia Go

La felicidad es un deseo de todo ser humano, pero algunas veces, parece algo cada vez más lejano e inalcanzable. Y todo, porque estamos estancados en situaciones y momentos que nos lastimaron y nos cuesta superar. Vivimos frustrados por metas y sueños que no hemos alcanzado, nos entristecemos por aquello que no tenemos y no disfrutamos lo que sí tenemos. ¿Dónde está el secreto para vivir feliz?

Muchos casos hemos conocido de personas que, aun teniendo mucho para ser felices, no lo aprovechan por tanta basura que guardan en su corazón. El secreto está en cambiar la forma de ver las cosas y las situaciones que vivimos, para así poder ser felices. Como dicen, todo es cuestión de perspectiva.

Por eso, hoy queremos compartir contigo 4 consejos que te ayudarán a disfrutar la vida y todo aquello que tienes:

1.-Valora: Conozco a muchas personas que están más preocupadas por ser lo que no son y por tener lo que no tienen, que por aprovechar todo lo que la vida ya les ha dado. Hay muchos insatisfechos en la vida, ya que quieren otra casa, el mejor celular, carro del año, trabajo cómodo, estudios fáciles, familias modernas, la pareja perfecta, etc. Total, que nunca están felices con lo que tienen. Valorar es reconocer en las cosas pequeñas, todo el gran tesoro del que ya somos dueños, como estar vivos, tener una casa, respirar cada mañana, familia, alimento, salud, trabajo, amigos, cosas comunes y ordinarias si tú quieres, pero que muchos, ni siquiera eso tienen. Valorar también es agradecer todo los momentos, experiencias y recuerdos que han pasado por nuestra vida, esos que nos han hecho crecer y madurar. ¿Cuándo fue la última vez que agradeciste por lo que tienes? Deja de quejarte, valora y agradece lo que hasta hoy Dios te ha dado, antes de que sea demasiado tarde. Ya nos exhorta San Pablo: “den gracias a Dios en toda ocasión; ésta es, por voluntad de Dios, su vocación de cristianos” (1Tes 5, 18).

2.-Aprecia: Hay una frase que dice: “aprende a apreciar lo que tienes antes que el tiempo te haga apreciar lo que tenías”. Y es verdad, el sentido de la vida se encuentra en apreciar todo lo que hemos recibido de Dios. Muchas veces, por el ritmo tan acelerado en el que vivimos, descuidamos aquello que nos importa, pensando que siempre estarán allí para nosotros, y no siempre es así. Reconoce todo lo que has logrado y agradece en quién te has convertido. Sobre todo, no olvides apreciar a aquellas personas que forman parte de tu vida, como son: tu familia, tus amigos, tus hijos, tu esposa, tu esposo, etc. No te esperes a tener que decir “hubiera aprovechado el tiempo”, hazlo ahora que tienes la oportunidad de hacerlo. Apreciar significa expresar más y callar menos, reír más y llorar menos, amar más y renegar menos. Apreciar lo que tienes, es devolverle el valor que tiene cada cosa y cada persona en tu vida, eso no te lleva mucho tiempo, hazlo y serás feliz. Mira este consejo: “No corran tras el dinero, sino más bien confórmense con lo que tienen, pues Dios ha dicho: Nunca te dejaré ni te abandonaré” (Hb 13, 5).

3.-Disfruta: Que Dios nos quiere felices y plenos, definitivamente, es una verdad. Él disfruta vernos felices y alegres en la vida que nos ha dado. Disfrutar no significa dejarse llevar por los propios deseos y caprichos sin medida ni reservas, pues de lo contrario, actuaríamos en contra de lo que Dios realmente quiere de nosotros. Más bien, es deleitarse en las cosas bellas y buenas que hay a nuestro alrededor. Escuchar el ruido de la lluvia, una buena comida, pasar tiempo de calidad con amigos, un viaje en familia, un buen descanso, tomar un rico café, etc. Es de buenos cristianos disfrutar y aprovechar todo lo que Dios ha creado para nuestro bien. Aprecia los detalles y déjate sorprender de todo lo bueno que hay a tu alrededor. Ya nos recomienda San Pablo: “Examinen, pues, con mucho esmero su conducta. No anden como tontos, sino como hombres responsables. Aprovechen el momento presente, porque estos tiempos son malos” (Ef 5, 15-16).

4.-Comparte: ¿Has experimentado esa sensación que nace en ti cada que compartes algo tuyo con el que menos tiene? ¡Es algo único! Desprenderse de algo para darlo a los demás, es vivir la felicidad pura. La vida nos ha sido dada para compartirla, no para retenerla para nosotros mismos. Compartir lo que somos y lo que tenemos no nos empobrece, al contrario, nos enriquece, porque sólo podremos ser realmente felices cuando hacemos felices a los demás. Comparte tu tiempo, tu persona y tus palabras con todos los que lo necesiten. Da con alegría y de buena gana, te aseguro que saldrás ganando. Mira este consejo: “Cada uno dé según lo que decidió personalmente, y no de mala gana o a la fuerza, pues Dios ama al que da con corazón alegre” (2Cor 9, 7).

 Disfrutar la vida no depende de quién eres o de qué tengas. Todo es cuestión de actitud. Dios te ha dado todo para ser feliz, no lo desaproveches. 

 

 

 

Show More
Close