Vida con sentido

Cristo Rey le da sentido a mi vida

Muchas personas hoy en día se sienten tristes y, a causa de ello, piensan que su vida no tiene sentido. Muchas veces el problema radica en no tener presente a Dios en ella, ya que él nos puede guiar y llevar por un buen camino, el mejor que podemos recorrer. Debemos aprender a hacer presente a Dios en nuestros caminos y proclamar a Cristo como Rey de nuestra vida.

La Solemnidad de Cristo Rey que estamos próximos a celebrar, marca el fin de nuestro calendario litúrgico, siendo la manera perfecta de cerrar un año más en nuestra Iglesia. Esta festividad fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de diciembre de 1925 en su encíclica Quas Primas, motivando a los católicos a proclamar a Cristo como un verdadero Rey, destacando a Jesús como un Rey misericordioso y Padre amoroso. En 1969, el Papa Pablo VI le dio a la fiesta su actual título de Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo, y se trasladó hasta el último domingo del año litúrgico, siendo después de este domingo, el primero de Adviento.

Durante la guerra cristera en México, el grito ¡Viva Cristo Rey!, fue muy utilizado especialmente por los opositores al gobierno del presidente Plutarco Elías Calles, quién proclamó una ley, la cual prohibía el culto, expulsando a sacerdotes y Obispos del país, al igual que cerrando los templos. La gente se levantó en reclamos contra el gobierno, ya sea tomando las armas o como varios Santos y Mártires que, aún sin entrar en el conflicto armado, defendieron su fe, siempre gritando ¡Viva Cristo Rey!.

Muchos de estos mártires en sus últimas palabras antes de ser asesinados fueron ¡Viva Cristo Rey!, grito que ponía en pie de lucha el amor a Jesús. Para hacer presente a Cristo Rey alrededor del mundo, se han construido imágenes de gran tamaño sobre él, destacando la que se localiza en Polonia con sus 36 metros más su corona sobrepuesta que tiene una altura de 3 metros, otro que es muy conocido en el mundo es el Cristo Redentor del Corcovado en Río de Janeiro (Brasil) que tiene 30mts.

En México también se cuenta con uno en Silao Guanajuato, el cual fue bendecido por el Papa Benedicto XVI en su visita en el año 2012. Hoy en día podemos tener presente a Jesús como Rey en diferentes momentos y lugares en nuestra vida, logrando darle un cambio a mi vida, hoy te compartimos lugares donde lo puedes proclamar como Rey:

Cristo Rey en mi hogar

Es muy importante que sea Jesús quien reine en tu hogar, poniéndolo como prioridad y centro de tu vida en el hogar. Ya que él será quien nos una como familia, sembrando la paz en todos los integrantes de ella. No pierdas la oportunidad de que el Rey de tu hogar sea Jesús. Pueden comenzar en familia con en un momento de oración, proclamando a Jesús como Rey de su hogar y pídanle que se haga presente en su vida diaria como familia, seguro que él siempre estará ahí con ustedes.

Cristo Rey de mi vida

Nuestras vidas serían diferentes y tendrían un verdadero sentido si nos dejamos guiar por Jesús, dejando que él actúe en tu vida; de esta forma, nuestra vida dará mejores frutos. Así que pon a Cristo como Rey en tu vida, para que te guíe por el camino del bien. Puede comenzar en un momento de oración proclamando a Jesús como el Rey de tu vida, pidiéndole guía, consejo y paz en tu día a día, para que él sea el eje de tu vida y nunca te pierdas.

En un mundo tan lleno de anti valores y muchas veces odio a la fe, proclamemos juntos que Cristo es Rey, un Rey de amor y esperanza, el cual busca nuestra felicidad plena y nos guía a su Reino. Te dejamos una oración para que proclames a Jesús como Rey del Universo:

Oración ¡Oh Jesús! Te reconozco por Rey Universal Todo cuanto ha sido hecho Tú lo has creado Ejerce sobre mí todos tus derechos Renuevo las promesas de mi bautismo, renunciado a Satanás, a sus seducciones y a sus obras; y prometo vivir como buen cristiano Muy especialmente me comprometo a procurar, según mis medios, el triunfo de los derechos de Dios y de tu Iglesia Divino Corazón de Jesús, te ofrezco mis pobres obras para conseguir que todos los corazones reconozcan tu sagrada realeza y para que así se establezca en todo el mundo el Reino de tu Paz. Amén.

Show More
Close