FORMACIÓNFormación de mi feVirgen María

4 amorosos datos de la Virgen de Guadalupe

El continente americano y todos los mexicanos se llenan de alegría el 12 de diciembre, al festejar a la Madre y emperatriz de las Américas, llenándose de amor y alegría los corazones al tener presente a la Santísima Virgen de Guadalupe.

La Virgen de Guadalupe se le apareció en 4 ocasiones al indígena chichimeca San Juan Diego en el año 1531, dándole un mensaje de amor al pueblo americano, a través de un nativo de esta tierra. La Virgen le pide que se construyera un templo para estar cerca del pueblo. Después de varias dificultades, la Virgen María le pide a San Juan Diego que recolecte unas rosas en el cerro del Tepeyac, las guarde en su ayate y se las lleve al Obispo Zumarraga. Estando Juan Diego frente al Obispo, dejó caer las rosas, mostrando en el manto la imagen plasmada de la Virgen de Guadalupe.

No podemos dudar de que la Santísima Virgen de Guadalupe nos llena de amor día con día, pero hoy te quiero compartir 4 puntos que nos demuestran que María de Guadalupe nos ama de verdad:

NOS HABLÓ EN NUESTRO IDIOMA

La Santísima Virgen de Guadalupe en sus diversas apariciones a San Juan Diego, le habló en náhuatl, idioma que las comunidades indígenas conservaban en aquel tiempo. Ella, como buena madre, nos habla directamente y en el idioma que hablamos, no sólo como un gesto de entendimiento en la comunicación, sino como símbolo de amor y cariño a sus hijos.

NUNCA NOS ABANDONA

La frase “¿No estoy yo aquí que soy tu madre?”, no es sólo una frase que la Virgen de Guadalupe le comenta a San Juan Diego, sino que es una frase que a través del tiempo la hace realidad, ya que, uno de los grandes milagros, es que el manto donde se plasmó, es un manto realizado con fibras de maguey, el cual se mantiene intacto hasta el día de hoy, siendo que la vida de este manto no debería de pasar los 20 o 30 años y no más de 500 años. Así es como María, fiel a su palabra, sigue aquí entre nosotros.

NOS SIGUE DANDO UN MENSAJE

A pesar del pasar de los tiempos y de diversos estudios, la Virgen de Guadalupe nos sigue sorprendiendo con su mensaje, ya que aún se siguen descubriendo hallazgos en el códice o en el mismo ayate. Por ejemplo, el último estudio de sus ojos donde se encuentra un mensaje para la familia, mostrando en uno de ellos a una familia humilde y unida.

NOS GUÍA A JESÚS

La Virgen de Guadalupe se nos muestra como una madre amorosa que nos lleva hacia su Hijo Jesús, ya que en el ayate se plasma como una mujer que está en espera de dar a luz, teniendo un cinto arriba de su vientre, ya que las mujeres de aquel tiempo utilizaban así un cinto para mostrar que están esperando un hijo.

El milagro de Guadalupe se vive día con día, reuniéndonos llenos de amor alrededor de nuestra Madre, teniéndola como un recurso ordinario para nuestras necesidades y siempre presente en la vida personal y familiar de cada uno de nosotros. ¡Que la Santísima Virgen de Guadalupe reine por siempre nuestros corazones!

Show More
Close