¿Qué es una indulgencia? ¿Cómo puedo ganarla?

Cada vez que cometemos un pecado, ya sea venial o mortal, queda en nuestra alma un daño, una manchita a la que le llamamos “pena temporal” y debemos repararla para poder entrar al cielo. Cuando morimos confesados, pero sigue esa pena temporal, iremos al purgatorio para purificar por completo nuestra alma y poder entrar al cielo.

La Iglesia nos ofrece, por así decirlo, un “pase directo y sin escalas al cielo”. Suena bien ¿no? Pues en realidad lo es, ya que, por medio de las indulgencias, podemos resarcir el daño que provocamos por nuestro pecado, y ganarla es más fácil de lo que crees. Pero, no debemos confundirnos, cada que nos acercamos al Sacramento de la confesión nuestros pecados y el castigo eterno quedan perdonados, pero la pena permanece aún.

La pena temporal puede eliminarse de distintas formas. Al confesarnos con el Sacerdote, el pecado se borra por la infinita misericordia de Dios, pero la pena queda en el alma. Ésta se puede ir borrando con la entrega de nuestros sacrificios, con las obras de misericordia, pero también puede repararse por medio de las indulgencias que concede la Iglesia.

Y esto no es un invento que nuestra Madre la Iglesia se haya hecho, sino que el mismo Señor Jesús le dio esta facultad a Pedro cuando le dijo: “A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos” (Mt 16, 19).

Existen dos tipos de indulgencias: la indulgencia parcial que borra parte de la pena temporal y la indulgencia plenaria que la elimina en su totalidad. Ganar ambas es muy fácil. Pero ¿Cómo puedo ganar una y otra? ¿Cuáles son los requisitos? Aquí te los comparto:

Indulgencia Plenaria

Requisitos:

  • Estar en Estado de gracia (confesado)
  • Tener la intención de ganarla
  • Orar por las intenciones del Papa
  • Detestar todo pecado incluso venial
  • Recibir la Santa Comunión
  • Realizar un acto indulgenciado, estos actos los enuncio enseguida

Actos indulgenciados que ayudan a ganar la indulgencia plenaria:

  1. Rezando el Rosario en familia
  2. Rezando el Rosario en el Sagrario
  3. Participando en una Hora Santa
  4. Meditar la Palabra de Dios por 30 min.
  5. En el Rezo completo del Vía Crucis
  6. En un Canta Misa (Primera Misa de un Sacerdote recién ordenado)
  7. Asistir a una Celebración de Confirmaciones
  8. Visitar una Parroquia en sus Fiestas Patronales

Para ganar la indulgencia plenaria es importante que se cumpla con los requisitos establecidos, si no se tiene todas, al menos se podrá obtener la indulgencia parcial. Esta indulgencia sólo se puede obtener con cada comunión y una vez por día.

Indulgencia Parcial

Requisitos:

  • Estar en estado de gracia (confesado)
  • Tener intención de ganarla
  • Tener un corazón arrepentido

Se puede ganar:

  1. Recitar las oraciones que comúnmente se conocen
  2. Ofrecer el propio trabajo a Dios
  3. Hacer obras de misericordia
  4. Realizar pequeños sacrificios y más.

La indulgencia se puede obtener por uno mismo o por un difunto, no por un vivo ya que todos en vida tenemos los medios para nuestra propia santificación. Como ves es muy sencillo obtener una indulgencia, no lo dejes para después. Cuida tu gracia y purifica tu alma para algún día poder estar en la presencia de Dios.

About Daniel Alberto Robles Macías

Daniel, Abogado de profesión y católico por convicción; entregado de tiempo completo a la evangelización. "No tengan miedo de mirarlo a Él" San Juan Pablo II

Check Also

Tips para aprovechar el Buen Fin al máximo. No te lo pierdas

Hoy me levanté muy contento y feliz porque sabía que este próximo lunes no se …

¿Es importante confesarme? Te regalo una guía que te ayudará muchísimo

Cuando nos damos cuenta de que tenemos pecados que no podemos vencer o que cometemos …