Sin categoría

4 elementos fundamentales para matrimonio

Todo matrimonio puede experimentar dificultades, roces, rutinas, peleas… pero lo más importante es que siempre haya cuatro pilares fundamentales para que pueda sostenerse y perseverar en el amor. Al igual que una mesa que tiene cuatro pilares que la sostienen, el matrimonio siempre tiene que estar bien cimentado o fundamentado en cuatro cosas, en mi humilde opinión.

Estos cuatros pilares fundamentales en los cuales se puede sustentar el matrimonio son: Dios, Diálogo, Disculpas y Detalles. Además, podrás ver que de forma para que se te graben y así las practiques, todas empiezan con la D. Es una forma muy fácil de recordarlo, aunque no sea tan fácil vivirlo.

Todos los matrimonios que quieran perseverar deberán siempre preocuparse y ocuparse por mantener esos cuatros pilares fundamentales que, al igual que una mesa, si uno de ellos falla pone en riesgo la estabilidad del matrimonio.

Uno de los más importantes es el diálogo y la comunicación, ya que cuando no nos expresamos y no compartimos lo que llevamos dentro, será imposible hacer que la relación crezca y se fortalezca. Si en la relación de matrimonio se carece de diálogo, siempre habrá problemas y muchas veces pensamos que, por prudencia, es mejor callar, aunque a la larga cuando no se hablan los problemas, éstos dificultan las relaciones y las heridas se hacen siempre más grandes.

Te dejo unas palabras del Papa Francisco a propósito del Matrimonio, las cuales las dijo el 6 de mayo del 2015: 

“El sacramento del matrimonio es un gran acto de fe y de amor: testimonia el coraje de creer en la belleza del acto creador de Dios y de vivir aquel amor que empuja a seguir adelante siempre más allá, más allá de sí mismos y también más allá de la misma familia. La vocación cristiana a amar sin reservas y sin medida es lo que está en la base también del libre consentimiento que constituye el matrimonio. (…) ¡La Iglesia, para ofrecer a todos los dones de la fe, del amor y de la esperanza, tiene necesidad también de la valerosa fidelidad de los esposos a la gracia de su sacramento! El pueblo de Dios tiene necesidad de su cotidiano camino en la fe, en el amor y en la esperanza, con todas las alegrías y las fatigas que este camino comporta en un matrimonio y en una familia”.

Show More
Close