Todo es posible para el que tiene fe

Bien sabemos que la fe es capaz de mover montañas y resolver cualquier situación sin importar donde nos encontremos. Cada día hay más testimonios de personas que han experimentado algún milagro en sus vidas debido a su gran nivel de fe.

Toda dificultad se hace presente o se agrava muchas veces por falta de fe, le damos demasiada importancia a la situación y buscamos a contracorriente resolverlo nosotros mismos, sin levantar la mirada al cielo, de donde procede todo auxilio. Por tanto, ante cada situación de gravedad que se manifieste en tu vida no te olvides de acudir a la misericordia del Señor Jesús, él está siempre disponible para ti, debemos hacerlo con un corazón humilde y dispuesto a ofrecer nuestra situación.

La fe es para ponerla en práctica en la vida diaria, no sólo escuchar la palabra sino para también vivirla correctamente. Ella deberá generar en nosotros una vida de fe, que es manifestación de la amistad con Jesucristo.

Nuestra Madre Santa María nos enseñará a llenarnos de fe, de amor y de audacia ante el quehacer que Dios nos ha señalado en medio del mundo. Por eso, te comparto cómo es que debería de ser nuestra fe ante toda nuestra vida.

 1) Sencilla: No te compliques tratando de entender lo que no se puede entender.

2) Fuerte: Ante las adversidades que vengan no debe tambalear ni dudar, debes mantenerte firme en tus creencias y confiar en Dios.

3) Total: Es decir, no puede estar disponible para algunas cosas y para otras dar la espalda por no “estar de acuerdo” con lo que se enseña o se conoce.

4) Prudente: Ya lo dice el Señor Jesús, “Miren que los envío como ovejas en medio de lobos: sean, pues, precavidos como la serpiente, pero sencillos como la paloma.”  (Mt 10, 16).

Del salmo 61

“Sólo en Dios encuentro descanso,

de él viene mi salvación;

sólo él mi roca, mi salvación,

mi baluarte; no vacilaré.

Sólo en Dios descansaré,

de él viene mi esperanza,

sólo él mi roca, mi salvación,

mi baluarte; no vacilaré.

En Dios está mi salvación y mi honor,

Dios es mi roca firme y mi refugio.

Confiad siempre en él, pueblo suyo;

presentad ante él vuestros anhelos.

¡Dios es nuestro refugio!”

About Lupita Venegas

Lupita es una incansable evangelizadora. Es fundadora de Valora, el cual es un apostolado de evangelización a través de los medios.

Check Also

¿Cómo superar la soledad?

¿Joven te has sentido solo? Es definitiva es alarmante saber que tan sólo en México …

¿Cómo puedo vencer las tentaciones?

Todos los días convivimos con las tentaciones y es totalmente normal. Incluso no sólo nos …