¿Qué semillas salen de tu boca?

En Este domingo el Señor quiere invitarnos a reflexionar sobre la eficacia que tiene la palabra de Dios en nuestra vida, qué tanto la dejamos actuar en nuestro interior y lo dejamos que transforme todas esas circunstancias internas.

Hoy hemos escuchado la parábola del sembrador, la historia de un hombre que pudiera parecer muy inexperto pues sale a sembrar, pero va aventando la semilla por cualquier lugar, sin importar el tipo de camino en el que cae, pero hay que saber quién era ese sembrador. Es Jesús y no es ningún inexperto; sino que es alguien totalmente impregnado de la virtud de la esperanza. Él siembra la semilla de la palabra de Dios en los corazones de los hombre y tiene esperanza en que dé fruto.

Ahora el fruto dependerá del terreno, de que ese terreno esté dispuesto. Él siempre arroja indistintamente la semilla de su amor, de su perdón, de su Palabra… pero no siempre cae en un corazón dispuesto y por eso queda infecundo. ¿Qué disposición hay hoy en tu corazón? El texto presenta 3 tipos de caminos malos y una tierra buena ¿Cuál es tu corazón en estos momentos?

Así como la historia del chicle que mató la plantita.. ¿Cuántas cosas que nosotros hacemos no han matado la Palabra de Dios en nuestro corazón? Dice el texto que unas semillas cayeron a lo largo del camino; vinieron los pájaros y se las comieron.. ¿Cuántos buenos frutos pudieron haberse dado de tantos encuentros, retiros, charlas, predicaciones, confesiones… vienen las tentaciones.. (simbolizadas en esos pájaros) y se roban la semilla?

Otros tantos, esos que comienzan con fuerza de caballo y terminan con paso de tortuga… dice el texto: Otros cayeron en terreno pedregoso, que tenía poca tierra; ahí germinaron pronto, porque la tierra no era gruesa; pero cuando subió el sol, los brotes se marchitaron y como no tenían raíces, se secaron “Son aquellos que les falta voluntad o perseverancia, ya que ante las primeras dificultades que la vida les presenta, se vienen para abajo.

Ánimo, estamos llamados a dar frutos de santidad, a ser tierra buena donde la Palabra pueda dar fruto abundante. No dejemos que el pecado tenga la última palabra. Además no te olvides que también estamos llamados a sembrar en los corazones de todos los que nos rodean. ¿Qué tipo de semilla sale de mi corazón hacia los demás?

About P. José Luis González Santoscoy

José Luis es Sacerdote de la Arquidiócesis de Guadalajara, México. Tiene mucho gusto por la lectura, el cine y es un apasionado de la magia. Comprometido con la evangelización a través de los medios de comunicación.

Check Also

Sé valiente, la misión te espera

En este domingo estamos celebrando la Jornada Mundial de las Misiones en donde se nos …

No sabemos distinguir entre lo urgente y lo importante

El evangelio de este domingo quiere recordarnos que Dios quiere la salvación de todos los …