Noticias

El Papa Francisco los casó arriba del avión

El Papa Francisco, siempre preocupado por que las personas se encuentren con un Dios cercano y amoroso, sigue dándonos grandes gestos, aun cuando viaja por los aires y va a más de 30,000 pies de altura. Este jueves, en el marco de su viaje apostólico, en el vuelo de Santiago a Iquique en su visita por el país de Chile, el Santo Padre ha sorprendido a todos al celebrar la unión matrimonial de Carlos y Paula, dos asistentes del vuelo.

“Nos preguntó y ahí fue el momento. Fue así, se le ocurrió a él”, dice Carlos muy emocionado. Estos nuevos esposos ya estaban casados civilmente, y con dos hijas. En sus planes estaba el Sacramento ante la Iglesia, pero por motivos de un terremoto ya no pudieron hacerlo, debido a que las cosas se complicaron bastante.

El acta fue redactada a mano y firmada por los esposos, un testigo y el mismo Francisco, quien da constancia fiel de este acto de amor entre los esposos. Un acto insólito y nunca antes visto ¡Qué gran regalo tan hermoso para estos nuevos esposos!

Sin duda será una anécdota para la posteridad de esta nueva pareja. El esposo dijo que el Santo Padre había decidido hacer semejante gesto diciéndoles: “Este es el sacramento que hace falta en el mundo. El sacramento del matrimonio. Ojalá que esto motive a las parejas del mundo a tomar el sacramento del matrimonio. Por eso lo hago”.

El Papa en diversas ocasiones ha invitado a las parejas a formalizar su unión matrimonial. A no ser presas de la unión libre, a no ser de aquellos que prefieren convivir sin casarse.  Decidir dar este paso debe comprometer a ambos esposos, a ser conscientes del amor que se profesan, mismo que será para siempre. Pero hace una advertencia: “No como algunos dicen: ‘Hasta que dure el amor’, no, sino para siempre, si no es mejor que no te cases; o es para siempre o nada”.

Francisco quiere que los nuevos esposos se sientan acompañados por Dios. Los incita a que ante las dificultades tengan la valentía de levantar los ojos al cielo e invocar la ayuda de los santos, quienes con su testimonio son fuente de confianza para este nuevo camino que emprenderán.

Los problemas siempre estarán presentes en la célula conyugal, pero la diferencia está en cómo sobrellevarlos  y seguir su consejo:  “no acabar nunca la jornada sin hacer las paces”.

Show More
Close