¿Cuál es el origen del Santo Rosario?

Desde que tengo memoria el rezo del rosario en casa era algo muy común. De hecho es una de las oraciones que más rápido logré aprenderme. Pero hace algún tiempo me comencé a preguntar ¿Cuál es su origen? ¿De dónde nació? Por lo que quiero compartirte lo que descubrí.

Todo se cree que comenzó a partir de los monjes en el siglo X, quienes diariamente recitaban los 150 salmos en oración coral. Había entre ellos muchos que no sabían leer, por lo tanto, debido a su necesidad de oración comenzaron a rezar 150 padrenuestros diarios, en lugar de los salmos. Esta costumbre empezó a difundirse entre otras comunidades religiosas y entre los mismos laicos.

Por lo que a partir del siglo XII se comenzó a cambiar el rezo de los 150 padrenuestros por el Avemaría en su primera parte respecto del saludo a la Virgen María: “Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre” y se crea así el Salterio de María que era contabilizado por semillas o granos enhebrados en una cuerda. Fue hasta 1568 que el Papa San Pio V añade y completa la oración como la conocemos ahora.

La meditación de los misterios de Cristo y de la Virgen María sucedió en el siglo XV cuando el beato Alan de la Roche los incorporó cada cincuenta avemarías comenzando por la Encarnación, la Pasión de nuestro Señor, la Resurrección, Ascensión y Glorificación. Dando origen a los misterios gozosos, doloroso y gloriosos que se conocen actualmente. En el año 2002 el Santo Juan Pablo II agregó los misterios luminosos que evocan la vida pública de Jesús en la tierra.

Santo Domingo de Guzmán hizo una labor incansable por propagar la devoción del Salterio angélico, nombre que se le daba entonces al rosario por el avemaría y los 150 salmos. Según la tradición se cuenta que la Virgen se le apareció a este santo para decirle que la mejor arma para convertir a las almas de corazón endurecido no era la flagelación ni el sacrificio, sino el rezo de su salterio, por lo que le ordenó que se dedicará a su práctica y propagación. Por eso, Santo Domingo es considerado el fundador del Santo Rosario, quien siguió rezando a diario durante su vida y animaba continuamente a todos a recitarlo.

En el año de 1571 la armada cristiana vence al ejército turco en la conocida “Batalla de Lepanto”, éxito que se logró en gran medida a la petición que el Papa San Pío V hizo a los fieles para que rezaran el Rosario y así la Virgen intercediera por la batalla. Consecuentemente en 1573 el Papa Gregorio XIII instituyó la fiesta de Nuestra Señora del Rosario el 7 de octubre.

La palabra rosario significa guirnalda de rosas o jardín de rosas, por lo que cada vez que rezamos el avemaría estamos entregándole a nuestra Madre una rosa que tras cada decena se convierten en una corona para ella.

El Rezo del Santo Rosario no es ajeno a la Palabra de Dios, puesto que por cada misterio que nosotros meditamos recordamos la vida, muerte y resurrección de Cristo. Por lo que resume el centro de nuestra fe cristiana.

El rosario no debe ser considerado anticuado, al contrario, está más vigente que nunca. Recemos con mayor frecuencia y fervor este instrumento de salvación que nos traerá la paz y la protección contra las acechanzas del maligno. Recordemos las palabras del Santo Juan Pablo II en su carta apostólica Rosarium Virginis Mariae: “La familia que reza unida, permanece unida” ¡Recemos en Familia!

About Daniel Alberto Robles Macías

Daniel, Abogado de profesión y católico por convicción; entregado de tiempo completo a la evangelización. "No tengan miedo de mirarlo a Él" San Juan Pablo II

Check Also

¿Haces muchas cosas y estás cansado de que no te salgan como quieres? Hoy te digo qué te está faltando…

Vivimos en un mundo cada vez más deprisa y que nos exige más. Esto nos …

Hoy es día de la Virgen del Rosario, algunas promesas de ella para los que rezan el rosario.

¿Te sientes intranquilo, ansioso, desesperado y no encuentras respuestas? Te invito a que reces el …