No mendigues amor

Recuerdo una escena de una película que seguramente has visto, se llama la boda de mi mejor amigo, en esta película hay una escena en la que el actor principal y la protagonista siendo mejores amigos se besan un día antes de la boda del protagonista, resulta, que la prometida los ve, ella se va corriendo, el arrepentido corre detrás de ella, y la mejor amiga corre detrás de él. Toda la película se trata de cómo la mejor amiga al ver perdido a su amigo, trata de hacer que no se case y que la elija ella, todo esto una manera muy egoísta, ya que ella siempre piensa primero en ella más que en el bien de su propio amigo.

Recuerdo que una vez que alguien preguntaba a un grupo ¿si tú tuvieras que elegir ser alguien de ellos quién querrías ser? Definitivamente respondieron las mujeres que la prometida, ya que nadie querría verse como Julia Roberts corriendo detrás del amigo. Esta persona decía que muchas veces efectivamente, en lugar de ser la protagonista o el protagonista de nuestra propia historia optábamos por ser la mejor amiga que mendiga amor, buscando las migajas en falsos amores, que impiden llegar al verdadero.

Esta persona continuaba diciendo, que en el momento en el que lo queremos reconocer nuestro verdadero valor, empezaremos a saber cuando retirarnos y darnos nuestro lugar y que lo que verdaderamente permanezca será, en este caso, el novio, quien valga la pena quedarse, porque a pesar de todo logró ver tu valor y luchar por ti, a pesar de la adversidad. 

Es muy difícil que las demás personas nos valoren si nosotros mismos no nos valoramos primero, ya que no sabemos ni siquiera qué es lo que mostramos ante las demás personas, no estoy hablando de una imagen hueca, estoy hablando de nuestro verdadero yo, nuestro verdadero valor, esa esencia que nos hace ser únicos. También, si no nos valoramos y no nos conocemos, es muy difícil saber que buscamos en otra persona, es muy difícil valorar a otro por qué no sabemos cómo hacerlo.

Pero no te preocupes, si por lo menos estás seguro/segura de que quieres ser el protagonista de tu propia historia, ya es ganancia, llegó el momento de tomar las riendas de tu vida y ser valiente, no tengas miedo a dejar lo que te hace daño y te retiene, o por el otro lado no tengas miedo a dar el paso y comprometerte. El mundo está lleno de decisiones ¿ tu que harás? Dejar que el mundo decida por ti o comenzar a tomar tus propias decisiones, tomar el libreto y escribir el propio guión de tu vida. 

No tengas miedo, no hay nada que perder y mucho que gana: El amor no se mendiga, el amor se da y se recibe gratis, porque cuando es verdadero amor es total, es incondicional.

About Ana Gabriela Mayorga Novo

Lic. en Pedagogía y maestranda en Bioética. Cree firmemente que la solución de todos los problemas que aquejan al mundo comienzan en el núcleo familiar y en el interior de las personas.

Check Also

¿Cómo puedo ser Santo?

¿Te gustaría pasar la eternidad en presencia de Dios?  Si tu respuesta es sí, debes …

¿No puedes salir de la tristeza? Hoy te digo qué puedes hacer

Si hay algo que como seres humanos nos tocará experimentar a todos, sin duda alguna …