Amor y SexualidadBLOGSNoviazgoValores y Virtudes

¿Cómo manejar correctamente tus emociones?

Las emociones son el sabor de la vida. No hay ser humano en esta tierra que no haya experimentado, en más de una ocasión, sentimientos tales como enojo, tristeza, alegría, miedo, angustia, etc. Cada una de éstas es la respuesta automática de nuestro cuerpo ante ciertas situaciones cotidianas que se presentan y debemos aprender a manejarlas.

Desde que somos muy pequeños ya contamos con ciertas emociones que son necesarias para nuestro desarrollo, tales como la alegría, el miedo, la tristeza o el enojo. Conforme vamos creciendo, estás se van perfeccionando y se hacen cada vez se hacen más presentes en nuestra vida. Algunas de éstas ya se traen en el gen y otras se adquieren con el tiempo.

Poder sentir diversas emociones es un “arma de doble filo”, ya que quien las sabe usar a su favor puede sacar el mejor de los provechos para satisfacer sus necesidades y lograr sus metas. Por ejemplo, pasar por un rato de estrés bien aprovechado nos permitirá estar más despiertos y atentos a todas las cosas que debemos hacer; en cambio, si es mal aprovechado puede provocarnos graves resultados.

Si bien, no es posible eliminar nuestras emociones ni elegir cuales sí sentir y cuáles no, es posible solamente controlarlas, pero no es tan fácil, es cuestión de mucha práctica y perseverancia. ¿Cómo? Te comparto algunos pasos:

1.- Conoce el origen: Para tener un buen control emocional habrá primero que conocer y reconocer nuestros propios estados de ánimo. Significa saber cuándo, cómo y porqué estamos enojados, tristes, alegres o estresados, y trabajar sobre los causantes. Sé honesto contigo mismo y no intentes engañarte.

2.- Compártelos: Reprimir tus sentimientos sería un grave error, no trates de negarlos ni esconderlos, exprésalos de una manera respetuosa y sincera. Hazlo sin acusar a nadie, no se trata de crear un conflicto con alguien.

3.- Distraete: Sí, la distracción resulta ser un método muy eficaz para controlar las emociones antes de estallar. Así como un niño que no deja de llorar se le busca atraer su atención con algo divertido o sorprendente para controlar su llanto, así debes distraer tu mente con otra actividad o pensamiento te ayudará a desechar esa emoción negativa y a centrarte en algo concreto y valioso.

Aprender a controlar las emociones como ya dijimos no es algo sencillo, pero todo dependerá de qué tan dispuesto y decidido te encuentres. Tú eres el único responsable de decidir cómo vas a reaccionar ante ciertas situaciones. Usa tus emociones a tu favor y saca de ellas el mejor provecho para que puedas experimentarlas con todo lo que traen.

Show More
Close