La tristeza, enemiga del Amor

Hay ocasiones en la vida de las personas en las que podemos encontrarnos en momentos de un desanimo inexplicable, ocasiones en las que nada nos anima, como si el mundo perdiera su color. A veces ésta sensación puede tener una explicación, pero hay otras en las que pareciera que la vida es perfecta, que a los ojos de las demás personas todo pudiera verse como que no te puedes quejar de nada, tienes salud, una familia que te ama, un trabajo estable, buenos amigos, en fin, todo resulta estar en orden.

Sin embargo, algo dentro de ti no te deja seguir adelante, pareciera como si algo en tú interior te jalara al suelo y te dijera – ¡Es que tienes que ser miserable en la vida! No debes disfrutarla, has venido a sufrir- incluso hay quienes cuando tienen todo perfecto en su vida hacen todo por volver a entrar en un estado de miseria o de dificultad; por ejemplo, cuando vas bien en una relación de novios y todo va perfecto, no hay un solo problema y de repente sin alguna razón provocas algún problema, de una manera semi-inconsciente, con tal de sentir adrenalina o “pasión” en la relación y después de ese arranque de celos, pelea sin sentido o lo que quieras, queda un vacío y una sensación de ansiedad que dice – Si todo iba tan bien, ¿Por qué lo hice?- y así, puedes traducirlo a distintos temas o relaciones interpersonales. Pero regresando de nuevo a esa sensación de desánimo constante, cansancio o perdida de la emoción por la vida, quiero decirte que probablemente estás entrando a una depresión, hay diversos grados de ésta y es importante darse cuenta a tiempo antes de que pueda ser algo crónico.

Para saber si te encuentras en un estado de depresión te puedes hacer las siguientes preguntas y si te identificas con la mayoría, podrías ir por precaución con algún experto para que te haga una valoración pertinente, ya que el desánimo también podría ser por una mala dieta o descanso. Las preguntas son las siguientes:

  1. ¿Sientes fatiga constantemente?
  2. ¿No tienes interés por nada?
  3. ¿Nada que te apasiona en la vida?
  4. ¿Has tenido dificultades en la manera en la que te alimentas, ya sea de más o de menos?
  5. ¿Has tenido perdida en la concentración?
  6. ¿Cada vez te aíslas más, visitas menos a tus familiares o amigos?
  7. ¿Tienes pensamientos o tu forma de comunicarte es mayormente negativa?
  8. ¿No entiendes cuál es el sentido de vivir?
  9. ¿Tienes pensamientos autodestructivos?
  10. ¿Has dejado hábitos saludables y prefieres dormir o estar encerrado, cada vez vives más el sedentarismo?

Éstas son algunas preguntas que podrían manifestar una posible depresión y ¿Cuáles son los riesgos si no se atiende con tiempo?:

  • Perder seres queridos, por alejarte o por hacerles daño con tus comentarios o actitudes
  • Hacerte daño con tus pensamientos o actos.
  • Dejar pasar momentos valiosos y oportunidades importantes.
  • Abandonar buenos hábitos y más bien caer en algún vicio.
  • Cometer un “suicidio silencioso” es tal el grado al que se puede llegar de tristeza que uno puede llegar a dejar de cuidarse y atenderse, manifestando la poca intensión de seguir viviendo, poco a poco uno puede ir “apagando su vida” actuando como un “muerto viviente”.
  • Hay una baja de defensas cuando se está en ésta situación, uno se hace más propenso a enfermarse.
  • Puede llegar a cansarse y a cansar a los que lo rodean con su discurso negativo las 24 horas.
  • Perdida de la esperanza, éste es el más peligroso, la pérdida del sentido de la vida.

Muchas veces la raíz de la depresión, si no son cuestiones ya químicas, viene de un “nudo emocional” de situaciones que no se han resuelto en la vida, de falta de perdón hacia uno mismo y hacia los demás, de la falta de aceptación de la realidad en la que vivimos. Pero hay muchas maneras de deshacer éstos “nudos”, algunos tips son los siguientes:

  1. Cuándo despiertes di en voz alta 3 cosas por las que éstas agradecido en tú vida y antes de dormir piensa en todo lo que has hecho en el día, piensa en lo bueno y lo malo, pide perdón por lo malo y agradece por lo bueno, incluso felicítate y ponte un correctivo para evitar los errores de ese día al día siguiente. Por ejemplo, le grite a alguien, pues mi correctivo será, pedirle perdón y ser más cariñoso de lo normal con esa persona. Esto ayuda a resolver todas las deudas pendiente que va acumulando y dan paz.
  1. Busca un grupo donde puedas estar rodeado de gente positiva o de ayuda, por ejemplo:
  • Grupo parroquial, misionero, juvenil, alguno que vaya acorde a tú fe.
  • Grupo de 12 pasos, no sólo existen los de Alcohólicos Anónimos, hay dos que tratan las emociones, Codependientes Anónimos o Neuróticos Anónimos.
  1. Has una actividad donde te dones a una causa noble:
  • Visitar a huérfanos
  • Visitar a ancianos
  • Visitar enfermos
  • Visitar presos
  • Ir de misiones
  1. Ponte una liga en la mano y cada vez que de tu boca salga algo negativo, date un pequeñito ligazo, no para lastimarte, es sólo para comenzar a mandar estímulos a tú cerebro y que comiences a ser más consiente de cada ocasión en la que eres negativo, ésta es una técnica para debilitar el vicio de las palabras negativas. Comienzas a ser consiente y te será cada vez más fácil evitarlo.
  1. Conocer a Dios, conocer profundamente a Dios, te ayudará a comprender el valor de tú propia vida, el verdadero significado de tú existencia y el plan que hay para ti.

Ninguna vida viene al mundo en vano, tienes que saber que tienes un propósito en el mundo y que no puedes rendirte nunca, hay que vivir al máximo, ser feliz en la tierra, disfrutar de la vida, aun viviendo las dificultades que se presenten, aceptar la etapa en la que te encuentras y comprender que nadie ha venido al mundo a vivir sin sufrimiento, todo pasaremos por momentos difíciles, pero lo que importa es la manera en la que lo hacemos, podemos haciéndolo amando o contaminados de veneno.

Te invito a que luches a que sepas que es posible salir de ese que parece un callejón sin salida, es posible salir de ese “hoyo” oscuro y comenzar a vivir, a ser felices. La vida es lo más preciado que tenemos y por ello mismo tratará el demonio de quitarte las ganas de vivir, él quiere que vivo, vivas como si murieras, porque no hay nada más que muerte para él. Pero déjame te digo algo, no tienes nada que temer y tienes todo para vencer, que cuentas con la ayuda de Amor más grande, del Camino y de la Vida, cuentas con ese Ser que te ama, ese Dios que está dispuesto a hacer todo por ti a ayudarte y hacerte feliz, sólo basta que se lo pidas con fe y que pongas los medios humanos.

Nunca pierdas la esperanza de vivir, sonríe como si fuera tú ultima sonrisa, ¡Ama como si no hubiera un mañana!

About Ana Gabriela Mayorga Novo

Lic. en Pedagogía y maestranda en Bioética. Cree firmemente que la solución de todos los problemas que aquejan al mundo comienzan en el núcleo familiar y en el interior de las personas.

Check Also

¿Cómo puedo ser Santo?

¿Te gustaría pasar la eternidad en presencia de Dios?  Si tu respuesta es sí, debes …

¿No puedes salir de la tristeza? Hoy te digo qué puedes hacer

Si hay algo que como seres humanos nos tocará experimentar a todos, sin duda alguna …