+ DIOSLa Charla Dominical

La Salvación es para todos, todos, toditos

En este domingo estamos celebrando la epifanía del Señor; es decir, su manifestación. Lo hacemos resaltando la universalidad de la salvación, ya que el Redentor ha venido al mundo a salvar a todos los hombres, no solo a unos cuantos, sino a todos.

Los magos de oriente representan a los pueblos gentiles, los que no eran judíos. Esto significa que Cristo ha venido a salvar a todos y no sólo a una raza. Vemos a los magos que van al encuentro del Salvador. Esto nos marca todo un itinerario espiritual que debemos seguir:

1.-Actitud continua de Búsqueda: Su búsqueda no se vió coartada con nada, a pesar de las dificultades que encontraron por el camino. Su búsqueda era guiada por una estrella, por eso en la vida espiritual debemos reconocer qué nos guía y hacia dónde nos lleva. Debemos aprender a estar atentos y abiertos a los signos que nos hablan de Dios.

2.- Aceptar la ayuda: En este camino vamos a encontrar muchos Herodes que intentarán apartarnos del camino de Dios, muchos tentaciones que nos harán pesado el andar. Debemos dejarnos ayudar por otros, necesitamos estrellas que nos motiven y nos guíen con sus consejos, con su ejemplo, con amistad, con sus regaños amorosos, etc.

3.-Viajar con fe: Debemos emprender el camino con la fe y la esperanza de saber a dónde nos dirigimos. La fe no es ciega, sino que se va alimentando constantemente con muchos signos que nos van abriendo al don de Dios. La fe no es seguridad, sino el abandono en Dios. La fe nos hace caminar sin fatigas, no permite que nos desalentemos antes las dificultades.

4.-Aceptar lo que encontramos: Los magos, al encontrar al Salvador en un pesebre, al descubrir al Salvador en la sencillez lo reconocieron y lo aceptaron. Supieron descubrir este misterio de amor bajo la pobreza y la pequeñez. En ocasiones, al no encontrar las cosas como no las imaginamos o como las queremos, nos decepcionamos y nos damos media vuelta. Ante este misterio de amor, debemos aprender a asombrarnos, reconocer los signos de Dios en nuestra vida.. aún cuando éstos sean de debilidad, de pobreza o de sencillez.

5.-Hicieron ofrecimiento: Esos donde representan la donación y la entrega. ¿Qué estarán dispuestos a darle al Señor? Dice el Evangelio: “Volvieron por otro camino” Esto es la CONVERSIÓN,  volver por lo andado, sino por un camino nuevo.

Tags
Close