+ HISTORIAS

Jesús Corona

Hace tiempo que fui al estadio a ver un partido de fútbol me percaté de que la pasión por este deporte está en la sangre de muchísima gente. Gritos, euforia, porras y demás es lo que todos en el estadio expresan, pero ¿qué es lo que viven los jugadores en la cancha? ¿Cómo viven ellos esta fiesta deportiva día con día?

Hace algunos años, el Papa Juan Pablo II habló en su Homilía de la celebración del Jubileo de los Deportistas que tuvo lugar el 29 de octubre del 2000 en la Plaza de San Pedro del talento deportivo que Dios concede a algunos diciendo al respecto: ““Con esta celebración el mundo del deporte se une, como un grandioso coro, para expresar con la oración, el canto, el juego y el movimiento un himno de alabanza y acción de gracias al Señor. Es la ocasión propicia para dar gracias a Dios por el don del deporte, con el que el hombre ejercita su cuerpo, su inteligencia y su voluntad, reconociendo que estas capacidades son dones de su Creador””. Al ser un don de Dios hay que pensar en que esto no debe suscitar ídolos o pequeños dioses, sino figuras que nos inviten y motiven al esfuerzo diario y cotidiano, a la entrega con pasión por lo que se vive

Hoy te compartimos el testimonio de una persona que vive su fe en la cancha, dejándolo todo siempre con el mayor esfuerzo y dedicación posible. Jesús Corona es futbolista profesional de 33 años. Actualmente juega en el equipo del Cruz Azul como portero y es parte del equipo de la Selección Nacional. Nos cuenta cómo es su caminar día a día en la cancha y cómo le ha hecho él para sobreponerse a las dificultades propias de esta carrera; pero eso sí, siempre de la mano de Dios.

Es un video testimonial que no te puedes perder, te invitará a luchar por tus sueños y a poner siempre la confianza en el Señor. ¿Tú cómo estás viviendo con los talentos que Dios te ha regalado? ¿cómo haz compartido este tesoro con los demás?.

Deja un comentario

Close