BibliaGOVLOGS

¿Cómo eliminar el resentimiento?

Hemos descubierto que la emoción que es más difícil de reconocer en las personas es el resentimiento. Tanta gente que se la pasa todo el tiempo enojada, con coraje acumulado que repercute en su salud y les impide vivir plenamente su vida. Perdonar no es fácil, pero debemos atrevernos nosotros a dar el primer paso para poder lograr eliminar esos rencores que no hacen más que desgastarnos la vida. ¿Te gustaría aprender a eliminar el rencor? Hoy te compartimos 4 prácticos consejos para que puedas hacerlo:

1.-Admítelo: A algunas personas les cuesta mucho trabajo aceptar que están heridas y no quieren enfrentar lo que sienten, por lo que deciden mejor guardarlo en lo más profundo de su corazón. Piensan que por admitir que un hecho pasado los sigue lastimando reflejan debilidad y poca tolerancia, pero esto no es así. No aceptar y enfrentar las cosas produce resentimiento, y acumular el resentimiento es llenarte de un veneno que poco a poco te terminará por envenenarte a ti mismo. Por eso, para lograr superarlo, primero es muy importante admitir que existe y que lo estás viviendo, es aceptar todo lo que pasó, y, una vez reconocido, debes tener la completa voluntad de liberarte de él. Mira este consejo del Señor: “Cuídense, no sea que alguno de ustedes pierda la gracia de Dios y alguna raíz amarga produzca brotes, perjudicando a muchos” (Hebreos 12, 15)

2.-Sé empático: Para poder eliminar el rencor es necesario comprender más y juzgar menos. Por supuesto que cuando el daño es reciente y tu humor está por los cielos, esto sería casi imposible. Sin embargo, cuando logres ponerte en los zapatos de aquel que te ha hecho daño, podrás comprender la situación desde otra perspectiva y poco a poco ayudará a disminuir tu coraje. No olvides que como todo ser humano, cometes errores y con tus palabras y actos también puedes dañar a los demás. Sería bueno preguntarse ¿Qué orilló a la otra persona a cometer ese hecho que te ofendió y te lastimó? ¿Estará pasando por una situación difícil en su vida? Todos tenemos problemas con los que tenemos que lidiar y a veces éstos perjudican nuestra relación con los demás. Este es el consejo de Jesús: “Todo lo que ustedes desearían de los demás, háganlo con ellos” (Mateo 7, 12).

3.-Expresa lo que sientes: Guardar resentimientos no resulta ser la mejor solución. Si tienes la oportunidad de conversar con aquella persona que te lastimó, hazlo. ¡Pero cuidado! no te exaltes ni te enfades, hazlo de una manera pacífica y respetuosa. No busques caer en el juego de reproches y reclamos sobre el pasado.  Recuerda que lo estás haciendo por el beneficio que vas a obtener al liberarte de esos sentimientos que te perjudican. Si la persona ya no está físicamente puedes escribir una carta que luego podrás destruir.  ¡Ánimo, da el primer paso y atrévete a sanar! Recuerda que: “Una respuesta amable calma la furia, una palabra hiriente hace que aumente la cólera” (Proverbios 15, 1)

4.-Perdona: Sentirte triste, traicionado y que te sobren mil y un razones para guardar rencor a alguien es entendible. Pareciera que el perdón no tiene espacio en tu situación, sin embargo, perdonar no significa hacer como que no ha ocurrido nada o fingir olvidar. Perdonar es dejar que el dolor que sientes por la otra persona desaparezca por completo. Libérate de esa pesada carga que traes, déjala ir. Tu vida va a cambiar en la medida en que te propongas perdonar, ya sea en las situaciones de tu familia, tu trabajo, tu pareja o tus amigos. Cambia tu vida y perdónalo todo, sólo así serás libre. Recuerda estas palabras de San Pablo: “Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo” (Colosenses 3, 13).

¿Ya estás convencido entonces de querer eliminar el resentimiento de tu vida?, te proponemos lo siguiente: Busca amar al otro más allá de sus imperfecciones y defectos, porque “el amor perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo” (1 Cor 13, 7).

Tags
Show More
Close