La Charla DominicalReflexiones

Aceptar el Amor Gratuito de Dios

Queridos amigos, en este Domingo escucharemos el mensaje más hermoso que podamos escuchar: DIOS TE AMA. Esto nos debe motivar enormemente para cambiar de vida aceptando ese amor gratuito de parte de Dios que salva.

Hoy San Pablo en la Carta a los Efesios (Ef. 2, 4-10) nos recuerda una verdad que en ocasiones, tenemos muy olvidada: “La misericordia y el amor de Dios son muy grandes… por pura generosidad suya, hemos sido salvados”. Esto es lo que resume toda la Biblia, toda la historia de la Salvación: Dios nos ama con un amor total, gratuito y sin medida.

Muchos hemos escuchado cómo a pesar de que los hombres quebrantaron muchas veces la Alianza con Dios, Dios en lugar de abandonarlos, les seguía manifestando su amor a tal grado de entregar a su Hijo único en la cruz por la salvación  de todos los hombres.

Hoy escuchamos el versículo más predicado en todo el mundo, pero a veces el menos vivido en carne propia, Jn 3, 16: “Porque tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna”. Sin que lo mereciéramos, Dios se entregó por amor a nosotros, por justos y pecadores, por buenos y malos; no escatimó su entrega total, únicamente por AMOR.

La cruz de Cristo, en donde entregó su vida por nosotros, es la prueba máxima de la misericordia y del amor por nosotros, nos amó hasta el extremo, vino a sufrir y a morir por nosotros.

¿Qué podemos aprender de esto? Que Dios perdona todo y perdona siempre; siempre está dispuesto a dar un borrón y cuenta nueva con nuestros pecados, no lleva cuenta de nuestros errores… pero Él solamente necesita una cosa: la disposición del hombre para recibir dicho perdón.

Ya que también escuchamos en el Evangelio Jn 3, 14-21, lo siguiente: “La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obra eran malas”. Dios siempre nos ayuda, pero sólo si nosotros queremos y estamos dispuestos a un cambio de vida; en este camino de vida le estaremos demostrando que sí queremos.

El infinito amor de Dios se topa con el drama de nuestra LIBERTAD, la cual a veces rechaza lo que le ayuda, lo que le planifica; en cambio, elige el mal, la oscuridad, el pecado… Cristo viene a ser luz y a iluminar nuestra vida con su amor, su perdón y su misericordia… pero cuando decidimos quedarnos en el pecado, estamos optando por la oscuridad y la condenación eterna. Tú eliges qué quieres: luz, paz, amor, tranquilidad y salvación; o bien, pecado, oscuridad, diversión y condenación.

Tags
Show More
Close